Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

McAfee tampoco permitirá a gobiernos extranjeros revisar su código

  • Actualidad

software_codigo

McAfee pone fin a una práctica que algunos expertos de seguridad habían advertido que los estados-nación podrán aprovechar para lanzar ciberataques.

Al igual que ya hiciera Symantec hace unas semanas, McAfee ha dicho que no permitirá a ningún gobierno extranjero revisar el código fuente de sus productos por puertas traseras. La firma de seguridad se posiciona como ya hiciera Symantec hace unas semanas, en un momento en que Kaspersky está ofreciendo más transparencia de su código fuente.

También puedes leer...

Tratando con el Ransomware

Directrices para el Data Protection Office (DPO)

Cinco pasos para hacer del Data Masking una realidad

Lagunas de conocimiento en Ciberseguridad

Cómo cuantificar el valor de un CASB

La noticia, publicada en Reuters, dice que McAfee puso fin a las revisiones a primeros de este año, cuando se escindió de Intel para volver a convertirse en una compañía independiente.

Aseguran desde la compañía que la nueva política de la compañía impide que terceras entidades realicen revisiones del software en nombre de gobiernos, añadiendo en todo caso que no ha habido evidencias de ningún problema de seguridad relacionado con esas revisiones antes del cambio de política.

Hace unas semanas Symantec hizo pública la misma postura, que la compañía habría tomado de manera oficial a primeros de 2016. Rechazaba de esta forma una práctica que lleva a muchas empresas de software a permitir que gobiernos extranjeros revisen su código antes de hacer negocio en su mercado.

En el lado opuesto se sitúa Kaspersky, que recientemente anunciaba una iniciativa de transparencia según la cual compartirá actualizaciones de código en un intento por generar más confianza. La compañía ha sido vetada en la administración pública de Estados Unidos, acusada de dejar puertas traseras en sus productos y de seguir directrices del gobierno ruso. Una acusación que no ha sido demostrada, y que la compañía rusa niega rotundamente, pero que ha llevado a algunos retailers del país a dejar de vender las soluciones de seguridad del fabricante.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos