Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Echan abajo RAMP, la Dark Web rusa

  • Actualidad

Dark Web

La dark Web rusa, o RAMP (Russian Anonymous Marketplace), ha sido desarticulada por las autoridades rusas.

RAMP (Russian Anonymous Marketplace), que funcionaba desde hace más de cinco años, ha sido desarticulada por las autoridades rusas, informa la agencia de noticias TASS.

También puedes leer...

Informe global sobre Seguridad de la Información 2016-2017

Evolución de los ataques con exploits

GDPR: todas sus claves

Riesgos de IoT en las empresas

Desarrollo de estrategias de ciberseguridad nacional

La acción se llevó a cabo el pasado mes de julio, pero no se ha hecho pública hasta que el ministro del interior ruso envió una carta a Anton Gorelkin, miembro de la Duma, en respuesta a qué estaba haciendo el gobierno para combatir el crimen online.

La mayoría de los usuarios que intentaban acceder a RAMP pensaron que la web estaba sufriendo un ataque de denegación de servicio, pero una semana después, el 21 de julio, se detectó la creación un nuevo site en la Dark Web bajo el nombre de RAMP 2.0 y con una interfaz de usuarios muy similar, lo que hace pensar que es una nueva versión del portal antiguo.

Este segundo RAMP estuvo activo durante unas semanas, para desaparecer también. Advierten desde Bleeping Computer que en la Darkweb están apareciendo falsos RAMP que intentan estafar a los usuarios pidiéndoles que paguen algún tipo de cuota de acceso.

RAMP se había convertido en un gran mercado de droga. La red se cerró al tiempo que la Europol y autoridades alemanas y de estados Unidos conseguían cerrar Hansa y Alphabay, otros dos grandes sites que camuflados en la Drak Web vendías drogas, armas y otros productos ilegales.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos