Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

La frecuencia y sofisticación de los ciberataques continúa creciendo

  • Actualidad

Autenticacion, Seguridad

Las empresas sigue siendo el objetivo primordial de un ciberataque, según el último informe de NTT Secueity correspondiente al segundo trimestre del año.

NTT Security presenta su Global Threat Intelligence Center (GTIC) 2017 Q2 Threat Intelligence Report, un informe basado en los eventos identificados durante el segundo trimestre de este año en la base de clientes global de la compañía.

También puedes leer...

Informe global sobre Seguridad de la Información 2016-2017

Evolución de los ataques con exploits

GDPR: todas sus claves

Riesgos de IoT en las empresas

Desarrollo de estrategias de ciberseguridad nacional

Salvo en la tarea de cuantificar las amenazas, el informe no sorprende. Desde hace años la naturaleza de los ataques es cada vez más sofisticada. Hace años que los hackers dejaron de ser jóvenes con ganas de fama; se han convertido en empresarios y hacen uso de las últimas tecnologías para evitar ser detectados y ganar dinero con sus actividades.

Entre los datos destacados del informe de NTT Security:

  • Los ciberataques han aumentado un 24% globalmente en el segundo trimestre.
  • Los fabricantes continúan siendo un objetivo prioritario para los cibercriminales.
  • El 67% de los ataques de malware se produjeron a través de emails de phishing
  • La velocidad de los ataques continúa incrementándose exponencialmente una vez que la prueba de concepto es lanzada.

Que los fabricantes sean objetivos de los ciberdelincuentes no es una coincidencia, dice Jon Heimerl, responsable del Threat Intelligence Communication Team de NTT Security. Y es que mientras que las motivaciones para lanzar un ciberataque incluyan la extorsión por ransomware, el espionaje industrial o el robo de datos, como números de cuentas o tarjetas de crédito, las empresas, grandes o pequeñas, serán un objetivo claro.

Lo que plantea un problema aún mayor, asegura el directivo, es cuando estas brechas tienen éxito y sin embargo no se detectan, permitiendo a los ciberdelincuentes causar estragos durante largos períodos. Se trata de un problema importante si se tiene en cuenta que el 37% de los fabricantes aseguran que no tienen un plan de respuesta ante incidentes.

 

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos