Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

La digitalización en el transporte impulsará la inversión en ciberseguridad

  • Actualidad

Transporte

La digitalización y la conectividad de masas están cambiando la cara del transporte, y los stakeholders se están modernizando por todos los medios: tierra, mar y aire.

Desde los trenes totalmente automatizados y los aviones habilitados, hasta los vehículos autónomos y los buques inteligentes, ABI Research cree que todos estos medios están experimentando cambios profundos que optimizan el transporte, reducen los costes y permiten una industria basada en servicios automatizada y conectada.

También puedes leer...

Informe global sobre Seguridad de la Información 2016-2017

Evolución de los ataques con exploits

GDPR: todas sus claves

Riesgos de IoT en las empresas

Desarrollo de estrategias de ciberseguridad nacional

Sin embargo, esta evolución está plagada de obstáculos, sobre todo en materia de seguridad. Las vulnerabilidades cibernéticas hacen que la infraestructura sea débil y propensa a la explotación, ya sea de manera maliciosa o accidental. Los sistemas de control industrial (ICS) desempeñan un papel importante en el transporte y la conexión de estas tecnologías operacionales (OT) requerirá que los interesados ​​desarrollen e implementen tecnologías adaptadas de ciberseguridad. Según la consultora, las carreteras representarán la mayor parte del gasto en ciberseguridad en el sector del transporte, con 5.000 millones de dólares estimados para 2022. Esto se debe en gran parte a la infraestructura V2X que se desplegará para vehículos conectados y autónomos. La aviación y los ferrocarriles le seguirán de cerca, con 3.900 y 3.500 millones de dólares, respectivamente; mientras que el sector marítimo representará la parte más pequeña del gasto totalizando 1.400 millones de dólares.

“La nueva generación de ICS está habilitada para Internet, utilizando un software comercial y aprovechando una serie de protocolos no propietarios”, explica Michela Menting, directora de investigación de ABI Research, quien añade que cada vez son más automatizados, altamente integrados e interconectados con una amplia gama de dispositivos diferentes tanto en TI como en OT. “Mientras que el sector del transporte confía mucho en la seguridad funcional y física, la protección cibernética de la OT conectada es actualmente inadecuada y requerirá un trabajo significativo”, sentencia.

Antes de la conectividad, los sistemas de transporte cerrado no necesariamente necesitaban que los fabricantes u operadores aplicaran la seguridad digital. Sin embargo, este concepto cambia las prioridades y las consideraciones. “Los actores del transporte tendrán que implementar la seguridad digital si quieren lograr con éxito las eficiencias y los ahorros de costes que promete el OT conectado”, añade Menting, que concluye: “Esto requerirá previsión, planificación y colaboración entre expertos en ciberseguridad y profesionales de TI, especialistas en OT, ingenieros, fabricantes de sistemas de control y operadores de procesos”.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos